Esta página utiliza cookies para mejorar su experiencia en nuestra tienda, si no acepta el uso de cookies
no podra acceder a su cuenta ni hacer un uso correcto del sitio. Leer condiciones de la tienda
aceptar
  • Precio rebajado
Jugadores
3 -5
Partida
30 min
Edad
7
Idioma
es_flag
Dificultad
Fácil

Polilla Tramposa

Al realizar esta compra puedes obtener hasta 50 Puntos equivalentes a 0.5 €.

11,99 €
10,79 € 10% de descuento
Impuestos incluidos

Referencia: DEV105593

Estado: Nuevo

Polilla Tramposa

Un juego de cartas muy original y cachondo para toda la familia, donde podremos ver quién es más tramposo, y se le premiará por ello. Y es que sólo podremos deshacernos de ciertas cartas haciendo trampa (tirándolas al suelo, escondiéndolas en la ropa...) pero claro ¡sin que nos pillen! Risas aseguradas en este juego para pequeños y mayores.

  • Pago seguro a través de transferencia o tarjeta de crédito. Pago seguro a través de transferencia o tarjeta de crédito.
  • Envío a la península en 24h, gratis a partir de 40€. Envío a la península en 24h, gratis a partir de 40€.
  • Devoluciones antes de 7 días desde recepción. Devoluciones antes de 7 días desde recepción.

Polilla Tramposa

La Polilla Tramposa es un juego de cartas al estilo de los jugamos en la piscina con nuestra baraja francesa o española, de hecho este juego, tiene cierto aire al Pumba e incluso al Burro.

El juego consiste en quedarse sin cartas, para ello iremos echando una carta con un número inmediatamente superior o inferior a la que hay en la mesa. Si no tenemos para echar, pues robamos una del montón.

Hay que decir del juego es que las cartas son muy coloridas, muy vistosas y bueno, una chulería, no hay más que verlas..

Eso sí, según el bicho que echemos (una hormiga, una araña, una cucaracha o un mosquito), ocurrirá una cosa distinta, haciendo que alguien robe cartas o permitiendo que alguien se quite más cartas.

Pero resulta que también hay cartas que no tienen ni una araña, ni una hormiga, ni una cucaracha ni un mosquito, sino una polilla, ¿y qué pasa con las cartas de polilla? Esas cartas, además de no poder pasárselas a otro jugador, tampoco puedes jugarlas aunque su número te lo permita.

¿Como te libras entonces de ellas? Pues solo hay una forma: haciendo trampa.

Y es que ésa es la principal característica de este juego y que le da nombre, tendrás que quitarte esas cartas tramposamente (dejándola caer al suelo, guardándola en la manga, poniéndola debajo de otra al jugarla…) y todo esto sin que te pille el chinche guardián.

El chinche guardián es un jugador, al que antes de empezar se le ha repartido al azar la carta verde y la tiene siempre delante de sí para que sepamos quién es y deberá estar vigilante y detectar qué otro jugador está haciendo trampas y acusarlo.

Este juego arrasó en la feria de Essen de 2012 (el evento más importante del mundo sobre juegos de mesa) y es que resulta que el juego es obra de dos niños de 10 y 12 años (normal por tanto que sea tan apropiado para jugar con niños).

DEV105593
Nuevo
Jugadores (mínimo)
3
Jugadores (máximo)
5
Duración media de la partida
30 min
Edad mínima recomendada
7
Formato pequeño (portátil)
Idioma
Español
Nivel de dificultad
Fácil