Información

Fabricantes

Novedades

Productos más vistos

Takenoko

TAK01ML

Nuevo producto

Takenoko

Haz crecer el bambú, con la ayuda del jardinero imperial, en los hermosos jardines del Emperador, para alimentar a un oso panda de lo más tragón. Tendremos que regar y cuidar las distintas parcelas de bambú y cumplir el objetivo de las cartas que tengamos. Un bellísimo juego, sencillo y familiar, que gustará a todo tipo de público y con unos componentes espectaculares.

Más detalles

Al comprar este producto puede obtener hasta 29 Puntos . Su carro de compras totalizará 29 puntos que se puede convertir en un cupóne de descuento de 0,29 € .


29,74 € impuestos inc.

-15%

34,99 € impuestos inc.

Ficha técnica

Jugadores (mínimo) 2
Jugadores (máximo) 4
Duración media de la partida 45 min
Edad mínima recomendada 8
Formato pequeño (portátil) No
Idioma Español
Nivel de dificultad Fácil

Más

Takenoko

Hace mucho, mucho tiempo, en la corte imperial japonesa… Después de una larga serie de conflictos, las relaciones diplomáticas entre Japón y China por fin están recuperándose. Para celebrar adecuadamente esta alianza, el Emperador de China regaló a su homólogo japonés un animal sagrado, un oso panda gigante, como símbolo de paz.

El emperador japonés ha confiado a los miembros de su corte (los jugadores), la difícil tarea de cuidar de este animal, mediante la creación de un jardín de bambú.

Los jugadores tendrán que cultivar parcelas de tierra, regarlas y hacer crecer en ellas una de las tres especies de bambú (verde, amarillo y rosa) con la ayuda del jardinero Imperial.

Juntos tendrán que intentar controlar el hambre que este voraz animal siente ante la presencia de un tierno y jugoso brote de bambú…

El jugador que consiga hacer crecer la mayor cantidad de bambú, que gestione mejor sus parcelas y que consiga alimentar al delicado panda será el ganador de la partida.

Reseñas

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

Takenoko

Takenoko

Takenoko

Haz crecer el bambú, con la ayuda del jardinero imperial, en los hermosos jardines del Emperador, para alimentar a un oso panda de lo más tragón. Tendremos que regar y cuidar las distintas parcelas de bambú y cumplir el objetivo de las cartas que tengamos. Un bellísimo juego, sencillo y familiar, que gustará a todo tipo de público y con unos componentes espectaculares.