Información

Fabricantes

Novedades

Productos más vistos

¡Viva el Rey!

VVR001

Nuevo producto

¡Viva el Rey!

Un juego totalmente estratégico, pero muy sencillo de aprender, que trata de elegir un sucesor al Rey Vladimiro. Un juego divertido, rápido y para toda la familia, que en más de una ocasión nos sacará nuestra faceta más malosa fastidiando a los demás al hacerles bajar en la línea sucesoria.

Más detalles

Al comprar este producto puede obtener hasta 18 Puntos . Su carro de compras totalizará 18 puntos que se puede convertir en un cupón de descuento de 0,18 € .


18,65 € impuestos inc.

Más

¡Viva el Rey!

El bueno del rey Vladimiro ha decidido tomarse la jubilación anticipada. Pero claro, ese trono no puede quedarse vacío y tiene que elegir un sucesor antes de poder irse de vacaciones con el Imserso. En ¡Viva el Rey! le ayudaremos a decidir quién es el mejor candidato para ser el nuevo monarca.

El tablero representa el castillo real dividido en pisos, numerados del 0 al 5, y el salón del trono. Al principio de cada ronda se reparte una carta de objetivo a cada jugador, que deberá mantener en secreto. A continuación, por turnos, cada jugador coloca una ficha de súbdito en un piso determinado y los irá moviendo en los siguientes turnos.

Además, cada vez que una ficha alcanza el salón del trono se procede a una votación or la que cada jugador debe decir si acepta o no al nuevo rey. Si todos los jugadores han votado “sí”, la ronda termina y se procede al recuento de puntos. Pero con que una sola persona haya votado “no”, el súbdito se elimina del tablero y no puntuará en esta ronda.

Los jugadores votarán en función de su carta de objetivo, y deberán racionar bien sus votos negativos ya que son de un solo uso y pueden verse enseguida ante la imposibilidad de negarse a sucesivas propuestas. Pero claro, nadie conoce las intenciones de los demás.

Reseñas

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

¡Viva el Rey!

¡Viva el Rey!

¡Viva el Rey!

Un juego totalmente estratégico, pero muy sencillo de aprender, que trata de elegir un sucesor al Rey Vladimiro. Un juego divertido, rápido y para toda la familia, que en más de una ocasión nos sacará nuestra faceta más malosa fastidiando a los demás al hacerles bajar en la línea sucesoria.