Información

Fabricantes

Novedades

Promociones especiales

  • TIMEBOMB
    TIMEBOMB

    TIMEBOMB En TimeBomb los jugadores se...

    12,71 € -15% 14,95 €

Productos más vistos

Orquesta Negra: Hitler Debe Morir + Promos

LDNV190001

Nuevo producto

Orquesta Negra: Hitler Debe Morir

1936. Hitler y su régimen de terror ejercen ya un férreo control sobre Alemania, a la vez que miran de reojo al resto de países europeos. Este sombrío futuro incita a una serie de altos mandos disidentes de la Wermacht y de la Abwehr a unir sus esfuerzos para intentar derrocar al Führer y así evitar la previsible ruina de su país

Más detalles

Al comprar este producto puede obtener hasta 250 Puntos . Su carro de compras totalizará 250 puntos que se puede convertir en un cupón de descuento de 2,50 € .


50,00 € impuestos inc.

Ficha técnica

Jugadores (mínimo) 1
Jugadores (máximo) 5
Duración media de la partida 60 min
Edad mínima recomendada 13
Formato pequeño (portátil) No
Idioma Español
Nivel de dificultad Medio

Más

Orquesta Negra: Hitler Debe Morir

1936. Hitler y su régimen de terror ejercen ya un férreo control sobre Alemania, a la vez que miran de reojo al resto de países europeos. Este sombrío futuro incita a una serie de altos mandos disidentes de la Wermacht y de la Abwehr a unir sus esfuerzos para intentar derrocar al Führer y así evitar la previsible ruina de su país, pero la Gestapo sigue su pista y no parará hasta acabar con la "Orquesta Negra"

Orquesta Negra es un juego puramente cooperativo en el que cada jugador encarnará a uno de los conspiradores de ese grupo y entre todos intentarán acabar con la vida de Hitler para evitar el colapso de Alemania y salvar el mayor número de vidas posibles, pero la tarea no será fácil pues el tiempo apremia y la Gestapo estrecha su cerco sobre los conspiradores.

Reseñas

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

Orquesta Negra: Hitler Debe Morir + Promos

Orquesta Negra: Hitler Debe Morir + Promos

Orquesta Negra: Hitler Debe Morir

1936. Hitler y su régimen de terror ejercen ya un férreo control sobre Alemania, a la vez que miran de reojo al resto de países europeos. Este sombrío futuro incita a una serie de altos mandos disidentes de la Wermacht y de la Abwehr a unir sus esfuerzos para intentar derrocar al Führer y así evitar la previsible ruina de su país