¿Jugamos una de… Ikonikus?

¿Jugamos una de… Ikonikus?
  • Jugadores: 2-8
  • Duración: 15 minutos
  • Edad recomendada: A partir de 7 años
  • Autor: Manu Palau
  • Distribuye: BrainPicnic
  • Precio: 9.95 € en nuestra tienda

CajaIkonikus es como la cerveza San Miguel, “donde va, triunfa” ¿Y por qué? Pues porque es un juego fácil de llevar encima, también fácil de explicar y más fácil aún de jugar. Ah, y porque es muy divertido.

La mecánica es más simple que el mecanismo de un botijo: cada jugador tiene 3 cartas, las cuales tienen iconos o símbolos que pueden ser interpretados de muy diversas formas, y en cada turno uno de los jugadores hace de juez. Lo primero que hace es juez es inventarse una pregunta del tipo “¿Cómo te sentirías si…?” y entonces todos los demás jugadores deberán escoger una carta de su mano y ponerla en la mesa boca abajo. Se supone que han elegido el icono que mejor representa su respuesta a esa pregunta. Entonces el juez baraja las cartas depositas y comienza a descubrirlas comentando e interpretando las distintas respuestas para al final elegir la que considere mejor.

Veamos un ejemplo, que así se entiende mejor:

Antonio es el juez y lanza la siguiente pregunta: ¿Cómo te sentirías si… tu pareja te dijera que es un extraterrestre?

Los demás jugadores colocan cada uno una carta, Antonio las recoge y las va mostrando una a una haciendo los siguientes comentarios conforme las va mostrando (de izquierda a derecha):

Ejemplo

– Me sentiría asustado. Normal, que tu pareja sea un extraterrestre es para cagarse de miedo…

– Esto… pues… ¡Me daría un bajonazo la líbido! Ya no se me levantaría.

– Me quedaría helado. Lógico…

– Mmmm… ¿me despertaría porque seguro que estoy soñando?

Creo que me quedo con la segunda ¡me cortaría el rollo, sin duda y ya no la vería igual!

Entonces la persona que puso la carta elegida recibe ésta y la guarda delante de sí como un punto. Todos roban una nueva carta hasta tener de nuevo todos tres cartas y el siguiente jugador, en sentido horario, es el nuevo juez que ha de plantear una pregunta y decidir.

Por supuesto, puede ocurrir que la interpretación que da el juez de una carta no tenga nada que ver con la que le dio la persona que la puso ¡puede que sea hasta mejor! Es parte de la diversión del juego.

Los jugadores no tienen por qué estar callados mientras el juez interpreta y decide, pueden aportar luz sobre su carta (o sobre otras, para despistar), lo que aumentará el cachondeo de la partida. Desde BrainPicnic nos sugieren ya algunas interpretaciones a algunas de sus cartas pero, como decimos, cada uno puede interpretarlas como quiera:

Como veis, la mecánica es muy similar al juego Manzanas con Manzanas e incluso al Dixit, pero la virtud e innovación de Ikonikus es que, primero, es mucho más simple y sencillo de jugar, y segundo, que introduce en el juego las emociones y una implicación más personal de los participantes. No te extrañe que las preguntas reflejen situaciones reales vividas por los jugadores o que sus respuestas reflejen claramente su forma de ser.

Es un juego perfecto para sacar en una sobremesa de una comida o en un bar mientras se toma algo, ya que no requiere más espacio que el necesario para ir mostrando las cartas y no hay más elementos (fichas, tablero…) que las cartas que tienen los jugadores en la mano y el mazo de robo. Es un juego muy social, que hará que la gente hable, comente y, sobre todo, se ría. Os reiréis con las preguntas que se le ocurrirá a la gente, y os reiréis con las respuestas e interpretaciones de los iconos, os lo aseguro.

Más reseñas de Ikonikus en: 1DD4.

Extra-bonus: también hay una versión del juego para Android

¿Te gusta este juego? Cómpralo ahora en nuestra tienda: [ps_product_list id_product=191]